Ir al contenido principal

Mi experiencia visitando Fort Lauderdale



Buscando otro lugar para visitar o viajar desde Puerto Rico con vuelos cortos para perderme por un fin de semana largo encontré que se puede ir con un vuelo directo a Fort Lauderdale en Florida. Desde Puerto Rico es un vuelo de dos horas y media y se vuela frecuentemente lo cual para mi es importante por si acaso hay problemas con los vuelos. Ya había la Florida Central habiendo visitado, Orlando, Daytona y St. Augustine pero no conocía ningún territorio del sur de Florida, así que decidí tirarme sin miedo. A continuación, te hablo un poco mas de mi experiencia visitando Fort Lauderdale un fin de semana largo. 


Salimos de Puerto Rico un sábado a las cinco y diez llegando a Fort Lauderdale llegando a Fort Lauderdale a las siete y cuarenta y siete. Llegando rápido fuimos a buscar el vehículo que habíamos rentado, para buscarlo fue toda una loquera, tienes que tomar una guagua pública del aeropuerto el cual te lleva a un edificio grandísimo donde se encuentran todas las compañías de rentar vehículos. El edificio es super grande, tienen todos los vehículos de todas las compañías disponibles en los Estados Unidos reunidos dentro del edificio para que puede rentar el de tu gusto. Recogimos el de nosotros y partimos para conocer esta ciudad. 

He guiado en otras partes de Florida y les puedo decir que en Fort Lauderdale me confundió un poco, hay un montón de cruces, salidas y puentes. Pero me acostumbre luego de un rato, al principio es un poco estresante, por lo menos pudimos llegar a nuestra primera parada, a Fort Lauderdale Beach. El calor del sur de Florida es horrible, es muy seco molestoso, vengo del Caribe y el calor húmedo de nosotros es super agradable comparado con lo que se siente el calor seco.

Hay muchas cosas que hacer en Fort Lauderdale, pero la playa de Fort Lauderdale beach es unas atracciones principales y más cool e impresionantes. Hay estacionamiento al sur de Las Olas Blvd. o si está lleno, hay mucho más debajo del puente Las Olas Blvd. Las máquinas aceptan efectivo o tarjetas de crédito. Hay más estacionamiento en A1A, y al norte de Sunrise Blvd. En la playa los atletas disfrutan correr a lo largo de la carretera junto a la playa. Se puede presenciar muy bien esto desde una de las numerosas cafeterías o restaurantes al otro lado de la carretera de la playa.



Para no hablar mucho voy a hablarte un poco más de las cosas que puedes hacer en la ciudad para que te motives y vayas. Fort Lauderdale es conocida por los canales acuáticos que tienen rodeados por muchas viviendas haciéndolo llamar como la Venecia de los Estados Unidos. Puedes tomar un bote por las vías fluviales, tomar el taxi acuático o tomar uno de los cruceros fluviales como la Jungle Queen. Esto es muy buena experiencia, puedes conocer lo lindo que son los canales y ver mansiones de muchas personas famosas en el transcurso de los botes.

Fort Lauderdale cuenta con muchos lugares para hacer compras para los que les gustan comprar hasta mas no poder, esta ciudad tiene muchos centros comerciales. El más cercano a la playa es la Galleria at Fort Lauderdale, a unos 10 minutos a pie de la playa a lo largo de Sunrise Blvd. El más grande de lejos es el Sawgrass Mills ubicado en Sunrise, aproximadamente a 20 minutos al oeste de Fort Lauderdale. Con más de 350 tiendas, es uno de los puntos de venta más grandes en los Estados Unidos. También está el 'Swap Shop', que se anuncia a sí mismo como 'el cine de Drive-In más grande y el mercado de pulgas más grande del mundo'.

Desde Fort Lauderdale puedes hacer un roadtrip de día al centro de Miami, o cualquier parte de Miami. Te queda a solo media hora en la autopista así que ¿por qué no? Me tire este viajecito el segundo día de mi viaje, pase todo el día en Miami, visite Key Biscayne, el Miami Seaquarium y Miami Beach. No me gusto mucho Miami, es un ambiente muy estresante para mí, mucha gente y lo encontré un ambiente muy pesado. 




Otros lugares que puedes ir desde Fort Lauderdale es al Science Musem, Flamingo Gardens, George English Park, Hugh Taylor Birch Park y Dr. Von D. Mizell-Eula Johnson State Park, puedes encontrar más información de cada uno de ellos en la sección de Conoce a. Todos estos lugares me brindaron experiencias únicas que sin duda hicieron mi visita a Fort Lauderdale una diferente. Les recomiendo que visiten la ciudad, tiene un ambiente accesible a todo el mundo que le gusta la aventura y conocer lugares nuevos. Vi que se puede llegar a los Everglades fácilmente desde Fort Lauderdale pero decidí dejar eso para un próximo viaje para dedicarme conocer mejor la ciudad.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Hacienda Muñoz

 Hay algo para todos en Hacienda Muñoz. Con el restaurante Yiya's con increíble comida puertorriqueña auténtica, con la madera de Amanda con deliciosas hamburguesas caseras y una tienda de autos genial, y Doppio Coffee bar ... ir a Hacienda Muñoz es definitivamente una experiencia para tener cuando estás en Puerto Rico. 

Pozo de Jacinto

  El pozo de Jacinto es   un gran   " agujero" en  las rocas donde ,  cuando hay grandes   olas, el   agua de mar   se dispara fuera de   las rocas.  S e pueden escuchar   los   sonidos del mar ,  ya que viene   y se va , haciendo  gemir y   resoplando   sonidos. La leyenda dice que en una ocasión había un campesino, llamado Jacinto, que tenía una vaca preferida que mantenía atada a él mientras pastaba el resto de su manada. Un día la vaca se acercó demasiado al borde de un pozo y cayó dentro del mismo, arrastrando a Jacinto consigo. Desde ese día se le conoció a ese pozo el Pozo de Jacinto. Hoy se dice que para ser afortunado debes gritar: ¡Jacinto dame la vaca!, justo en la boca del pozo y verás como el mar se enfurece levantando sus olas.

Playa Pastillo y Cueva las Golondrinas de Isabela

 En Isabela existe una playa hermosa que no muchas conocen en Puerto Rico. La playa pastillo es un lugar escondido donde encontraras la paz que buscas cuando la necesites. La playa no es muy apta para bañistas por el fuerte oleaje y las corrientes marinas pero es ideal para disfrutar de la naturaleza y sus paisajes.