Ir al contenido principal

Conoce al John Seigenthaler Pedestrian Bridge

 


Para disfrutar de una vista fotogénica del horizonte de Nashville, tienen que darse la vuelta por el centro de este hermoso puente de celosía que cruza el río Cumberland. Seigenthaler, editor durante mucho tiempo del periódico The Tennessean y destacado defensor del movimiento por los derechos civiles y la Primera Enmienda, salvó la vida de un hombre suicida que planeaba saltar del puente. Hoy, el puente está abierto solo para peatones y ciclistas. En el lado del centro, el acceso es por 3rd Ave S.

El tramo une Riverfront Park en el lado oeste del río con Cumberland Park en el este. Para estacionarse gratis cerca del centro, estacione en el lote al lado de Cumberland Park y luego cruce el puente hacia el centro.


Anteriormente llamado puente peatonal de la calle Shelby (y antes, puente de la calle Sparkman), el puente peatonal John Seigenthaler, que figura en el Registro Nacional de Lugares Históricos, se construyó entre 1907 y 1909. Fue construido para conectar el centro de Nashville con los suburbios del este de Nashville.

Diseñado por Howard M. Jones, el ingeniero jefe de la oficina de Nashville, Chattanooga y St. Louis Railway, el puente contiene 48 tramos, incluidas cuatro armaduras de acero y dos armaduras de hormigón armado, las únicas armaduras de hormigón que se conocen en Tennessee. En 1998, la ciudad dejó de permitir el paso de vehículos por el puente debido a su mal estado, y en 2003 se restauró y se convirtió en una pasarela peatonal. También hay un carril central para bicicletas de 15 pies de ancho en el medio del puente. Los peatones pueden detenerse y relajarse en uno de los cuatro miradores a lo largo del puente, que ofrecen vistas panorámicas de Nashville hacia el norte y el sur.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Hacienda Muñoz

 Hay algo para todos en Hacienda Muñoz. Con el restaurante Yiya's con increíble comida puertorriqueña auténtica, con la madera de Amanda con deliciosas hamburguesas caseras y una tienda de autos genial, y Doppio Coffee bar ... ir a Hacienda Muñoz es definitivamente una experiencia para tener cuando estás en Puerto Rico. 

Pozo de Jacinto

  El pozo de Jacinto es   un gran   " agujero" en  las rocas donde ,  cuando hay grandes   olas, el   agua de mar   se dispara fuera de   las rocas.  S e pueden escuchar   los   sonidos del mar ,  ya que viene   y se va , haciendo  gemir y   resoplando   sonidos. La leyenda dice que en una ocasión había un campesino, llamado Jacinto, que tenía una vaca preferida que mantenía atada a él mientras pastaba el resto de su manada. Un día la vaca se acercó demasiado al borde de un pozo y cayó dentro del mismo, arrastrando a Jacinto consigo. Desde ese día se le conoció a ese pozo el Pozo de Jacinto. Hoy se dice que para ser afortunado debes gritar: ¡Jacinto dame la vaca!, justo en la boca del pozo y verás como el mar se enfurece levantando sus olas.

Playa Peñón Amador

Cuando la gente escucha el nombre del pueblo Camuy, todo lo que piensan es en el Parque Cuevas del Río Camuy. Si bien las cuevas son un gran lugar para visitar, hay más cosas que ver en Camuy. La playa Peñón Amador es un destino muy peculiar principalmente por la enorme piedra que habita en el medio del mar con una enorme cruz que sobrepasa los 15 pies de altura.