Ir al contenido principal

Reseña del crucero Norwegian Breakaway


 Este verano de 2022 decidimos coger un crucero para despejarnos de nuestra vida de trabajo. No tomábamos cruceros desde antes de la pandemia y el Breakaway de Norwegian nos pareció la perfecta oportunidad para volver a participar de estas actividades. En el momento que lo tomamos nos pareció bastante seguro por que estaban pidiendo vacunas y pruebas de covid, ahora es otra historia.

El barco es bien bonito, limpio y la decoración esta muy buena. El servicio es excelente, desde los camareros hasta el encargado de la habitación, el conserje y el mayordomo. Todos fueron siempre muy amables y dispuestos a ayudar.

Sin embargo, el barco estaba bastante, habían unos 4,000 pasajeros esa semana y dondequiera que ibas, te tropezabas con la gente. No podías conseguir un sillón en ningún lado y había tantos que apenas podías caminar. Había una piscina muy, muy pequeña no logramos nadar en la piscina principal ni una vez, siempre habían como 300 personas sentadas en el borde, apenas podías acercarte.

Esta es la vista de nuestro "balcony"


El casino siempre estaba lleno de humo y el humo bajaba al atrio de abajo (y las partes vecinas del barco. La zona del buffet es un circo, pero la comida es siempre de buena calida. Los restaurantes de cortesía eran un zoológico también, caos completo. Había que esperar los ascensores a menudo y luego se detenían en cada piso. Subíamos las escaleras más rápido de lo que llegó el ascensor... en serio. Tienes que hacer una reserva para los espectáculos gratuitos (nunca he tenido este problema con otras líneas de cruceros) porque no había suficientes asientos. El teatro tiene capacidad para 800 personas, no lo suficiente para 4,000 invitados. El embarque fue interesante, te hacen abordar por grupos, similar a como las aerolíneas están haciendo últimamente.

El embarque fue bastante rápido y fácil, una vez a bordo, nuestra cabina con balcón era pequeña pero limpia. El armario está torpemente colocado cerca del sofá. El baño era de un tamaño decente al igual que la ducha, pero los dispensadores de champú y jabón fijos permanentemente no están en una buena ubicación. Después de acomodarnos en nuestra cabina, nos dirigimos al buffet para comer algo y fue un caos total, completamente desorganizado y muchos pasajeros estaban frustrados y malhumorados.



Los restaurantes de especialidades tenían buen servicio. Cagney's tenía un buen bistec, pero nada más para presumir. Los comedores de cortesía más pequeños eran ruidosos y todo lo que se escuchaba eran platos y platos chocando entre sí. Al menos en la sala de Manhattan la música en vivo ahogó el resto del ruido. El resumen se muestra alrededor de las 8 p.m. del elenco de Burn the Floor  y la obra de teatro SIX fueron maravillosos. El teatro tiene capacidad para 800, no entiendo eso para nada, y debes hacer reservaciones para el espectáculo GRATIS o se agotan ya que solo tienen un espectáculo por noche.

Al desembarcar optamos por llevar nuestro propio equipaje. El proceso fue bastante rápido, pero llegamos temprano para esperar en la fila para no tener que esperar mucho en la aduana. Ahora te escanean la cara y sales rápido, bien moderno.

Algunas fotos del cuarto de balcon









Comentarios

Entradas populares de este blog

Hacienda Muñoz

 Hay algo para todos en Hacienda Muñoz. Con el restaurante Yiya's con increíble comida puertorriqueña auténtica, con la madera de Amanda con deliciosas hamburguesas caseras y una tienda de autos genial, y Doppio Coffee bar ... ir a Hacienda Muñoz es definitivamente una experiencia para tener cuando estás en Puerto Rico. 

Pozo de Jacinto

  El pozo de Jacinto es   un gran   " agujero" en  las rocas donde ,  cuando hay grandes   olas, el   agua de mar   se dispara fuera de   las rocas.  S e pueden escuchar   los   sonidos del mar ,  ya que viene   y se va , haciendo  gemir y   resoplando   sonidos. La leyenda dice que en una ocasión había un campesino, llamado Jacinto, que tenía una vaca preferida que mantenía atada a él mientras pastaba el resto de su manada. Un día la vaca se acercó demasiado al borde de un pozo y cayó dentro del mismo, arrastrando a Jacinto consigo. Desde ese día se le conoció a ese pozo el Pozo de Jacinto. Hoy se dice que para ser afortunado debes gritar: ¡Jacinto dame la vaca!, justo en la boca del pozo y verás como el mar se enfurece levantando sus olas.

Playa Peñón Amador

Cuando la gente escucha el nombre del pueblo Camuy, todo lo que piensan es en el Parque Cuevas del Río Camuy. Si bien las cuevas son un gran lugar para visitar, hay más cosas que ver en Camuy. La playa Peñón Amador es un destino muy peculiar principalmente por la enorme piedra que habita en el medio del mar con una enorme cruz que sobrepasa los 15 pies de altura.