Ir al contenido principal

El Chorro de Doña Juana

 


El Chorro de Doña Juana es una espectacular cascada que tiene una caída de más de 100 pies de altura y un encanto natural que hace que te quedes allí, no es un area recreativa, pero muchos llegan allí a darse un rico chapuzón o acaparan la orilla de la carretera para observar la caída del agua, muy bonito el lugar.

Las cascadas son fascinantes: son hermosas, poderosas y naturales. Con una cadena montañosa (la Cordillera Central) que atraviesa el medio de Puerto Rico, recibimos mucha lluvia que cae sobre esos picos, lo que resulta en una serie de cascadas en toda la isla. Muchos de ellos requieren caminatas en bosques y vadear ríos para poder verlos. Pero la Cascada Doña Juana está justo al lado de la carretera. ¿Cuánto más fácil puede ser?

Cascada Doña Juana ¡es una belleza! Llamada de diferentes formas por los lugareños (salto, charro o cascada), Doña Juana es probablemente la cascada más grande tiene Puerto Rico hasta este momento. En realidad, está compuesta por una serie de 3 cascadas.

Hay una piscina al pie de las cataratas donde la gente nada, pero tienes que bajar por el lado derecho o izquierdo del puente. El agua estaba bastante limpia y clara.

A continuación, como llegar

 

Las cascadas están ubicadas en la Ruta 149 en el KM 41.5, en Orocovis (cerca de Villalba)

A continuaciona algunas fotos del lugar

 













Comentarios

Entradas populares de este blog

Hacienda Muñoz

 Hay algo para todos en Hacienda Muñoz. Con el restaurante Yiya's con increíble comida puertorriqueña auténtica, con la madera de Amanda con deliciosas hamburguesas caseras y una tienda de autos genial, y Doppio Coffee bar ... ir a Hacienda Muñoz es definitivamente una experiencia para tener cuando estás en Puerto Rico. 

Pozo de Jacinto

  El pozo de Jacinto es   un gran   " agujero" en  las rocas donde ,  cuando hay grandes   olas, el   agua de mar   se dispara fuera de   las rocas.  S e pueden escuchar   los   sonidos del mar ,  ya que viene   y se va , haciendo  gemir y   resoplando   sonidos. La leyenda dice que en una ocasión había un campesino, llamado Jacinto, que tenía una vaca preferida que mantenía atada a él mientras pastaba el resto de su manada. Un día la vaca se acercó demasiado al borde de un pozo y cayó dentro del mismo, arrastrando a Jacinto consigo. Desde ese día se le conoció a ese pozo el Pozo de Jacinto. Hoy se dice que para ser afortunado debes gritar: ¡Jacinto dame la vaca!, justo en la boca del pozo y verás como el mar se enfurece levantando sus olas.

Playa Peñón Amador

Cuando la gente escucha el nombre del pueblo Camuy, todo lo que piensan es en el Parque Cuevas del Río Camuy. Si bien las cuevas son un gran lugar para visitar, hay más cosas que ver en Camuy. La playa Peñón Amador es un destino muy peculiar principalmente por la enorme piedra que habita en el medio del mar con una enorme cruz que sobrepasa los 15 pies de altura.